Actividades Noticias

Periodista denuncia que Grupo Cartes compró Canal 13

El periodista Aníbal Gómez denunció en su cuenta de Twitter que el Grupo Cartes compró el Canal 13, sumando así otra estación al conglomerado de más de una decena de medios adquiridos hace poco más de un año. “@rpcpy ya es del GRUPO CARTES como siento por @SanTula uno de los periodistas de mejor performance y proyección, Libertad de Expresión QEPD”, tuiteó Gómez.

En el posteo fue arrobado el usuario @SanTula, que pertenece al periodista de Canal 13 Santiago González, conductor del programa Algo Anda Mal (AAM), de línea crítica al gobierno.  A esta publicación González respondió:  “Si Cartes o cualquiera compra la RPC no compra la conciencia y la opinión de sus periodistas”.

Voceros del Grupo Cartes habían admitido que en el interés del conglomerado de empresas ligados al presidente Horacio Cartes estaba la adquisición de un canal de televisión. Sin embargo, el propietario del Canal 13, Christian Chena, había desmentido los rumores en numerosas ocasiones, aunque admitió los problemas financieros por los que estaba atravesando, por lo cual realizó varios despidos y cayó en mora en el pago de salarios.

Desde el Grupo Cartes no han confirmado ni desmentido la operación. Desde el 2015 el grupo empresarial del presidente, actualmente dirigido por su hermana Sarah Cartes, inició un agresivo proceso de compra de medios con la adquisición del Grupo Nación de Comunicaciones (Crónica, La Nación y las radios 970 y Montecarlo). Posteriormente adquirió el Grupo Multimedia (El Popular, Hoy.com y Radio UNO). Asimismo, el grupo se hizo del diario ADN, Unicanal, radio online Laser Stream, el canal de entretenimiento Tropicalia, medios a los cuales se sumaría ahora el Canal 13.

Varios de los medios del Grupo Cartes han estado en el ojo de la tormenta en las últimas semanas a raíz de despidos, persecuciones y censura a periodistas críticos al oficialismo, especialmente tras el estallido del escándalo de escuchas telefónicas a periodistas e infiltración de militares en manifestaciones estudiantiles para realizar operaciones de espionaje. Asimismo, gerentes de Cartes han dado la orden de “bajar línea” a favor del gobierno. Esto a pesar de que Sarah Cartes había asegurado que la compra de medios fue realizada por su persona con fines meramente comerciales y que su objetivo no era brindar apoyo político al gobierno de su hermano.

Deje un comentario

Desarrollado por Caracú